El mantenimiento de las instalaciones de  césped artificial es totalmente necesario. Aunque estas instalaciones reducen hasta 30 veces los costes que supondrían la conservación de unas instaciones de césped natural y aumentan hasta 5 veces las horas de uso de las mismas, un mal estado del césped artificial puede originar sobre esfuerzos y problemas físicos a los jugadores, irregularidades en el desarrollo natural del juego y un deterioro anticipado de las fibras del césped.

    En SINTRA tenemos la experiencia necesaria y la maquinaria específica para que las instalaciones de césped artificial mantengan un estado óptimo de conservación, manteniendo sus propiedades de acuerdo con la ficha técnica del fabricante.  Apostamos por la calidad, trabajamos con maquinaria de la marca SMG-SPORTCHAMP, considerada líder mundial en la fabricación de equipos destinados al mantenimiento de todo tipo de superficies de césped artificial.

Realizamos todas las tareas de:

  • Limpieza del césped, realizando un barrido de toda la superficie con el fin de eliminar la suciedad existente.
  • Descompactación y aireación del caucho, aspirando las micro partículas y repartiendo la carga uniformemente por el terreno de juego.
  • Cepillado de las fibras del césped, para que las mismas vuelvan a su posición vertical.
  • Reposición de caucho en las zonas más castigadas del terreno, por su uso intensivo.
  • Repaso de todo el campo, encolado o reparación de juntas de unión y líneas de marcaje.

   El mantenimiento de una superficie de césped artificial es imprescindible para conseguir unas propiedades óptimas para la práctica deportiva durante todo el ciclo de vida del mismo. Su cuidado y mantenimiento regular es fundamental por razones de estética, seguridad, calidad del juego y durabilidad. Está demostrado que un mantenimiento deficiente o inadecuado provoca que el deterioro del césped artificial se produzca a mayor velocidad. A medida que el campo es utilizado el caucho se compacta y cada vez la longitud del pelo libre, o fibra,  cada vez es mayor, lo que provoca una menor verticalidad de la fibra, y por tanto una mayor zona de interacción entre esta y los tacos del calzado de los jugadores, acelerando el desgaste de la misma. A medida que se va perdiendo fibra se debe ir reduciendo la capa de caucho, con el fin de que la longitud de pelo libre (fibra que sobresale del caucho) sea la adecuada y el campo presente una apariencia lo más parecida posible a la hierba natural. Además, la fibra libre favorecerá una rodadura correcta del balón durante el desarrollo del juego.

   La función de la capa de caucho es actuar como amortiguador de los impactos que se producen tanto al correr como al saltar o caer. Debido a que el desgaste de la fibra conlleva la disminución del espesor de la capa de caucho, llegará un momento en que dicha capa no cumplirá su función; en ese momento el pavimento llega al final de su vida útil. Y uno de los principales objetivos del mantenimiento es evitar la llegada prematura de ese final de vida útil del pavimento.

Todo fabricante de césped artificial recomienda un mantenimiento periódico en las instalaciones deportivas, mediante la ayuda de una empresa especializada. Esta es la mejor opción para alargar la vida del producto al máximo y rentabilizar la inversión que supone la instalación de césped artificial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies